viernes, enero 26, 2007

República Socialista de Venezuela



Esta semana volví a leer la noticia de que el presidente de mi querida Venezuela quiere volverle a cambiar el nombre al país por el de República Socialista de Venezuela. Bueno, habrá algunos que verán eso como un signo de cambio pero mis memorias de otros tiempos y países que se fueron por ese rumbo no son muy buenas. Mi primer contacto con ese socialismo lo tuve de niño, 12 años creo, cuando visite con mi padre lo que fué la antigua República Democrática de Alemania, cruzando Berlin desde el lado americano al soviético; recuerdo mientras veía el muro y los soldados de ambos lados, preguntarle a mi padre que había de "democrática" en esta Alemania, porque para mi, todo lucia muy deprimente y la gente no se veía muy feliz. Muchos años después tome un vuelo de Cubana de Aviación desde Venezuela para visitar La Habana. Por encima de lo tropicaloso de la ciudad, de su amable gente, no tarde en darme cuenta de que las cosas no eran muy normales. Una enorme cola para tomarse en cafecito, porque solo había una taza; tiendas de turistas donde solo vendían en dólares y te pedían el pasaporte, pero donde encontrabas aceite y leche en polvo; humildes bodas en el antiguo Habana Hilton donde el estado te daba una habitacion por un dia y te invitaba a bocadillos de undergood. Un amigo cubano me comentó entonces que ya no le llegaban los productos de Checoslovakia o Polonia y que le faltaban respuesto para su jeep Lada. La gente común no tenían acceso a cosas elementales como papel de baño, cosméticos y un simple blueyeans era un artículo de lujo. Mi último contacto con un país realmente comunista fue en China; por razones de trabajo estuve un tiempo en Hong Kong, cuando todavía era una colonia británica, y ya entonces notabas algo anormal cuando veías en la bahía hacía Kowloon más de un millón de refugiados viviendo en Juncos y demás embarcaciones. Cruzar a China continental era toda una experiencia. Se decía en Shanghai que los chinos eran capaces de construir satélites y bombas nucleares pero incapaces de tener un baño público limpio. Que decir de los demás servicios!

En fin que esas experiencias me vienen ahora a la cabeza cuando pienso con ironía lo que puede venirle encima al país de la aurola boreal.

2 comentarios:

German 'ZiO' Mora dijo...

Pues mira por donde, yo tuve una experiencia similar cuando visité Cuba, y eso que tenia 10 años. A priori que la noticia me parece un asco. En fin. Nuestros vecinos eran unos cubanos salidos de la isla desde hace mucho, y llego un momento que quería que la hija mayor fuera a conocer a su abuela. Por razones obvias, ellos no podían pisar suelo cubano. Asi que le pidieron a mamá el favor de llevarla,pagándole el pasaje. Ella aceptó con la condición de meterme en el paquete. Al llegar allí el primer choque. Llegamos al Habana Hilton con una recepción digna de embajadores europeos. A mi corta edad me percaté de que estábamos como dentro de una película, porque fuera del lobby de aquel hotel, el panorama en la calle era bien distinto. Tomé aún mas conciencia al conocer los abuelos de esta chica, gente encantadora, vivían en una casa que recuerdo como la típica que se ve en los suburbios estadounidenses.
Lo mejor estaba por llegar, Mamá llevaba una maleta para ellos, y al abrirla la cara de esos señores era un poema. Esta vecina le había mandado a sus padres toda una tienda de ropa: medias, camisas, corbatas, pantalones, encendedores, etc. Cosas que uno dice 'normales' pero que en Cuba estaban 'prohibidas'. Por eso era que yo veía a la gente como 'uniformada', llevando los famosos carros cubanos (joyas automotoras de los 50). Claro que son joyas, si no pueden comprarse uno nuevo, lo cuidan. Estos tenían un Buick del 56 (era el año 79-80) y nos llevaron a pasear por la ciudad. Ahora que me vienen esos recuerdos a la mente, me da asco pensar que a Caracas le cambien el nombre a Nueva Habana.

(si quieres puedes poner este post en tu blog)

SteV@n dijo...

[b]Don't worry!
Karibik Socialistike Republik seria otra denominacion brillante!
Me refiero, a que si la Deutsche Demokratische Republik tenia [como tu bien apuntas] poco de "democratica" [siendo sus subditos ALEMANES!] imaginemos entonces la capacidad SOCIALISTA del "bolivariano" pueblo de tu querida Venezuela!
Por increible que nos pueda parecer, los nombres no "identifican": ¿People's REPUBLIC of China? Hoy en la Victoria Harbour [Hong Kong] ya no quedan juncos y demas embarcaciones!
¿República Socialista de Venezuela?
El daño al pais de decadas pasadas creo a Chavez y a tantos otros Chavistas. ¿QuiereN [si, usemos el plural... Hugo solo representa la "cara visible" del GRUPO instaurado el el poder...] Insisto: ¿Quieren...cambiarle el nombre a TU querida Venezuela? ¿QuiereN un rotulo que interprete mejor el sentimiento de empobrecidos "huguistas"?
Como sentencia el refran: ¿Que le hace una mancha mas al... jaguar!!!
[/b]