sábado, agosto 03, 2013

El Dirigible – otros personajes



Lo más interesante al escribir esta ucronía - El Dirigible - ha sido la posibilidad de mezclar no solo situaciones que nunca ocurrieron sino personajes históricos con imaginarios. Por eso, siguiendo el Concurso de Ilustración de Dlorean Ediciones, he decidido dejar más tips.


Al comienzo tenemos al conservador Adolphus Williamson, Superintendente de Scotland Yard, y que de alguna manera trabaja para Lord Stanley. Secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido y a su vez para el entonces Primer Ministro, Benjamin Disraeli (un personaje que sí existió). Parte de su departamento recibe ayuda del recientemente creado Servicio de Inteligencia Británico, el Mi5, y del sofisticado y letal Mr. Bernon Kell, siempre impecable con su traje Edwardian de terciopelo negro de tres piezas y corbata. Un hombre dedicado al servicio de la Reina Victoria.

En la parte más latinoamericana está el Cónsul de las Repúblicas Sudamericanas Bolivarianas, el Sr. Antonio José de Sucre, pariente del real prócer venezolano, metido en intrigas internacionales y negocios con el inescrupuloso industrial de armas alemán Vonn Otto Reichmann

El villano esta personalizado por John Khun, una especie de Dr. Fu Manchu (personaje creado por el escritor británico Sax Rohmer a comienzos del siglo XX) pero adaptado a la estética del steampunk. De hecho, el capítulo final  de la novela es un homenaje a John Carpenter, un director que me influyó mucho en los años 70s y 80s, especialmente por su Big Trouble in Little China - uso hasta un par de frases que usaron en la película. Curiosamente el Chinatown londinense de Limehouse fue arrasado por los bombardeos alemanes de la WW2 y ahora solo tenemos esa pobre imitación que está en SoHo.
Y finalmente, tenemos al propio H.G. Wells y a su esposa Amy Catherine Robbins, en una versión imaginada de ellos mismos, una conexión directa a uno de los padres de la Ciencia-Ficción y sin lugar a dudas, padrino del Steampunk.
Dirigibles enormes, modelo Hindenburg, autogiros, barcos y cuanto ingenio se les ocurra a vapor son parte de los ambientes: coches, trenes, grúas, máquinas de guerra. Londres y sus fastuosas obras de ingeniería son también un elemento constante, que nos envuelve en una atmosfera de un pasado que nunca fue, pero pudo haber sido.

1 comentario:

Vertex Conde dijo...

Pues no se como esta la dinamica pero lo intentare...

Eh leido el primer capitulo que solto como teaser y me parecio genial. Por que nunca crei que pudiera haber steampunk en español (bueno). La existencia de este genero para mi era nula por que almenos lo poco que conocia eran la mayoria fanfics o algo por el estilo.
Quisiera seguir leyendo el libro pues me dejo picado pero no solo por que tiene intrigas, si no por que maneja bien la estetica y hace volar la imaginacion a algo que nunca fue pero que esta en el subconciente colectivo como es la estetica del steampunk.